Would you go with me

Would you go with me if we rolled down streets of fire. Would you hold on to me tighter as the summer sun got higher. If we roll from town to town and never shut it down.

Would you go with me if we were lost in fields of clover. Would we walk even closer until the trip was over. And would it be okay if I didn’t know the way.

If I gave you my hand would you take it. And make me the happiest man in the world. If I told you my heart couldn’t beat one more minute without you, girl. Would you accompany me to the edge of the sea. Let me know if you’re really a dream. I love you so, so would you go with me.

Would you go with me if we rode the clouds together. Could you not look down forever.  If you were lighter than a feather. Oh, and if I set you free, would you go with me.

If I gave you my hand would you take it. And make me the happiest man in the world. If I told you my heart couldn’t beat one more minute without you, girl. Would you accompany me to the edge of the sea. Help me tie up the ends of a dream. I gotta know, would you go with me. I love you so, so would you go with me.

¿Y qué más da?

¿Y qué más da que este blog de profesional no tenga nada y únicamente sea sentimental?

¿Y qué más da que sea repetitivo?

¿Y qué más da que nadie se interese de leerlo?

Y poco me importa, porque este es mi espacio de expresar lo que siento, mi lugar, donde yo escribo y nada más. ¿Y qué más me da?

¿Y qué más da si a nadie le importa lo que escribo?

¿Y qué más da si nadie le importa lo que siento?…. A eso voy…. A quién carajo le importa lo que diga, lo que sienta, lo que sufra o disfrute de situaciones y vivencias? Últimamente me he dado cuenta de que la gente es bastante egoísta e hipócrita. La gente va a sus problemas y no abre la puerta a escuchar los de los demás. La gente se acobarda al ver que uno puede tener la misma cantidad -o más- de inconvenientes que uno mismo. La gente huye al sentir que hay un mínimo de necesidad de entrega. Y lo he visto, y lo veo, y lo seguiré viendo día a día con gente que se esmera tanto en promesas que luego se las lleva el aire. Qué pena me da esta gente que no tiene un mínimo de palabra. Que promete por prometer, que dice por decir…. que poco vale esta gente. Que poco aporta a la vida de los demás. Sólo va sembrando falsas ilusiones.

Y qué poco me importa cada día más el ver a esta clase de gente. Qué poco me aportan sus promesas, que poco me incitan sus ideas de un día….. Y cómo vuelvo a pensar en lo poco comprometida que está la gente con quién le brinda un poco de….. lo que sea… algo….

Y me vuelvo a plantear la estupida idea de ser una persona abierta, llena de cosas por dar…. y cada vez que doy es para recibir un palo en la nuca….. No de todos, evidentemente, pero de la gran mayoría. Incluso de la gente que se cree que tiene un mínimo de valores como para no caer tan bajo….

Y una vez más se las cosas se las lleva el aire…

¿Y mañana volveré a ser tan ingenuo?… Tal vez… Pero esta vez me lo pensaré dos veces antes de creer en la gente.

A veces es dificil razonar

Muchas veces nos encontramos, una y otra vez, con gente que es tan dura para razonar que nos da rabia. Gente que cree saber los por qué de todas las cosas sólo por el hecho de que tienen algunos años más que nosotros. Gente que sigue creyendo que por nuestra corta edad somos incapaces de forjar nuestras propias experiencias. Y me da rabia hablar a veces con esta gente. Y no porque crea que mi opinión es la que vale siempre, sino porque se que en ciertas oportunidades tengo la razón porque me conozco más que cualquier persona.

Y comienzan las confrontaciones. Y seguimos sin entendernos. Y ya no les digo nada si tenemos un caracter fuerte como el mío….. Terminamos diciendo cosas que dañan. Pero seguimos enojados.

Hoy no sólo que me siento como el culo sino que he recibido un pequeño empujón para estar peor. A veces me dan ganas de mandar todo tan a la mierda…….

אף אחד לא חי בשלום

Funcionar con los sentimientos

Cuando estaba haciendo la entrada acerca de mis tres años en España, François (de monnuage.fr) me decía exactamente esto:

Eres una persona que funciona con las emociones, esto te hace sufrir mas pero tambien ser mas feliz !

En su momento no lo vi tan claro, pero ahora me doy cuenta de que mi manera de funcionar es así, con las emociones y sentimientos. Ayer cuando fui a recoger a Molly al aeropuerto, que venía de Dublín, dejé todo listo para celebrar su cumpleaños, una pequeña sorpresita. Resulta que para su cumple, ella estaba en Ámsterdam y no pude hacer nada por mi parte más que felicitarla, pero anoche preparé lo que, quizás, es lo más bonito que he hecho para una chica.

A ella le pedí que saliera de la habitación y me puse manos a la obra. Armé un camino de más de 60 velas desde la puerta hasta la mesa donde puse una tarta. Anteriormente ella me había comentado que para sus cumples su madre solía prepararle una tarta con frutas y nata, en general fresas, de modo que yo, para no perder la tradición, compré una tarta de características similares.

Además en la mesa puse un pequeño presente: un libro de poesías que seleccioné de mis favoritos, con su correspondiente dedicatoria, una rosa, dos copas y un vino jóven para el brindis.

El resultado fue espectacular, a ella le encantó y yo quedé muy satisfecho de cómo quedó y funcionó todo 🙂 Creo que ninguno de los dos vamos a olvidar ni ese momento ni esa noche.

Ahora apagamos las luces, encendemos todas las velas y el resultado es este:

Y ahora sólo quedaba ver la reacción, apagar las velas, pedir un deseo y brindar! 🙂

Una gran noche, para el recuerdo. Una vez más, funcionando con los sentimientos.