Exportar llaves SHH

Muchas veces nos encontramos con la necesidad de trabajar entre dos estaciones linux en modo no interactivo (algún script que se tenga que conectar vía SSH desde una máquina a otra, realice algo y se desconecte). Como dije, si lo hacemos de manera interactiva no tendremos problemas ninguno de escribir la clave. De cualquier manera también nos puede ayudar a agilizar trabajo si, a pesar de que nos conectamos de manera interactiva, lo hacemos muy a menudo y con varias máquinas.

Entones la idea es generar una llave pública en nuestra estación y añadirla al listado de llaves conocidas del equipo destino. Vamos a ponernos manos a la obra. Los pasos son sencillos y voy a suponer que ssh está funcionando perfectamente en ambas máquinas.

Generar las llaves en el equipo local

Vamos a entender por «equipo local» al pc desde el cual nos conectaremos hacia el otro. Para generar las llaves vamos a entrar al sistema del equipo local con el usuario que tendrá los permisos de conexión con el equipo remoto. En mi caso mi equipo local es «Pantera» y mi usuario es «munix», entonces:

[email protected]:~$ ssh-keygen -t rsa

Generating public/private rsa key pair.
Enter file in which to save the key (/home/munix/.ssh/id_rsa):
Enter passphrase (empty for no passphrase):
Enter same passphrase again:
Your identification has been saved in /home/munix/.ssh/id_rsa.
Your public key has been saved in /home/munix/.ssh/id_rsa.pub.
Con esto ya tendremos nuestras llaves en, este caso, /home/munix/.ssh/. Ahora lo que tendremos es que exportarlo hacia el equipo remoto, para el usuario contra el que deseemos hacer login remoto. En mi caso el equipo remoto se llamará «Extreme» (en mi archivo 7etc/hosts ya he definido la IP para Extreme, de modo que puedo usar el nombre sólo sin necesitar su dominio o IP) y el usuario también será «munix», de modo que con el comando scp vamos a copiar nuestra llave de la siguiente manera:
[email protected]:~$ scp /home/munix/.ssh/id_rsa.pub [email protected]:/home/munix/
Casi para terminar vamos a entrar en «Extreme» y vamos a añadir la llave al archivo «authorized_keys» del usuario «munix», para esto hacemos login primero en «Extreme»,
y finalmente con el comando cat vamos a meter el contenido del archivo id_rsa.pub en authorized_keys. Para esto hacemos:
[email protected]:~$ cat /home/munix/id_rsa.pub >> /home/munix/.ssh/authorized_keys
Ahora simplemente cada vez que hagamos desde nuestro equipo local «ssh [email protected]» entraremos directamente sin que nos solicite la contraseña.

La compañía es efímera

Hoy hablando con una amiga llegamos la bonita conclusión de que la etapa acompañados es tan bonita como la etapa de estar sin nadie. De cualquier modo siempre nos encontramos en una etapa que debemos atravesar… y si somos capaces de disfrutarlas, entonces lo hemos conseguido, somos mayores!.

Creo que debemos darnos cuenta de que somos capaces de estar bien con una persona, sin ella y con mil otras a nuestro alrededor, o sin ninguna de ellas. De cualquiera de las formas, somos nosotros, los que en nuestra cabeza forjamos los sentimientos de malestar, soledad, incomprensión, etc etc etc. Si somos capaces de disfrutar las etapas que se nos ponen de por medio, entonces vamos a aprender a disfrutar integralmente de la vida. Hoy tenemos a alguien, pero mañana quizás no. Pero tendremos a otra persona. Y debemos alegrarnos de que al menos nos tenemos a nosotros… y si alguien, ahora, hoy, nos complementa, entonces genial.

Creo que debemos darnos cuenta, egoístamente, de que podemos seguir sin alguien, pero no podemos seguir sin nosotros mismos. Podemos amar, necesitar.. pero nunca colocar a una persona en ese altar de imprescindible, porque nunca es verdad. Nos damos cuenta a lo largo de los tropiezos, de las experiencias, de las vivencias, de que por nuestra vida pasan muchas personas. Lo malo es que en ese momento pensamos que ESA persona es totalmente necesaria. Pero te has parado a pensar si realmente es asi? Te has parado a pensar en que si esa persona decide irse de tu vida, lo que puede pasar? Acaso te vas a hundir o vas a dejar de vivir porque alguien se vaya de tu lado, te deje de prestar atención o decida desviarla hacia otra persona? Yo creo que durante un tiempo nos encontraremos como el mismísimo culo, pero que a lo largo del tiempo sanará cualquier herida.

No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo soporte. Entonces, por qué carajo vamos a intentar atarnos a algo que sabemos que no va a durar para siempre. Muchos saben que soy bastante soñador, pero poco a poco intento deshacerme de esto y ser más racional. Intento pensar en que de mi no depende la totalidad de las cosas que deseo, sino que también depende de una pieza fundamental… otros. Y si a esos otros un día se les cruza no ser mi engranaje, pues debo estar previsto de repuestos. Y mira, no apoyo lo de que un clavo saca otro clavo, para nada. Soy un entusiasta de que el tiempo nos deja poner nuevos engranajes que cumplan las funciones.

De cualquier modo, todos sabemos que las personas vienen y van en nuestras vidas. Debemos atarnos a ellas? Creo que es mejor atarnos a las cosas buenas que a las personas. No siempre las personas son capaces de brindarnos el 100% de nuestras experiencias positivas, pero si el 100% de las experiencias positivas son capaces de brindarnos la posibilidad de estar sin ciertas personas. Entonces… a qué debemos atarnos? A las personas o a las vivencias? Yo creo, firmemente de que debemos valorar las experiencias positivas, aprender de las negativas, y bajo ningún concepto, atarnos a nada. Se sufre menos, se decepciona menos, se pasa mejor. Lo bueno que se quede, lo malo… atpc. Pero en general, lo bueno, está granulado en mínimas expresiones entre un montón de mierda. Somos nosotros los que debemos tamizar esto…

Si aprendemos a filtrar lo bueno de lo malo. Quedarnos con lo bueno, descartar lo mano. Evitar las ataduras, comprender las pérdidas, afrontar los cambios… sufriremos menos.

Dejemos volar las cosas que no nos aporten más que sufrimiento. Sólo dejemos cabida a ciertas cosas.. Las demás, a volar!

Quedada de viajeros de Minube.com en FITUR

Parece que este año nos salimos! Y para demostrarlo nos presentamos en FITUR (aka la mayor feria de Turismo de España) con un stand propio donde dimos (digo dimos porque yo estuve personalmente de ayudante en el stand comentando un poco de qué va minube, qué se puede hacer, cómo, por qué, etc) un vistazo a los asistentes y profesionales unas pinceladas acerca de nuestra red social.

Asimismo, junto a la gente de Castilla la Mancha, organizamos una quedada de viajeros en el espacio de FiturTech, donde reunimos a más de 400 personas apasionadas por los viajes para charlar acerca de esta pasión y dar algunos regalitos. Por parte de Castilla la mancha hubo vino, migas, 10 escapadas enológicas y algunos presentes más. Nosotros regalamos una linda bolsita con merchandising de minube (gorro, libreta, chapas, pegatinas..). Y la verdad que todo quedó super bien… mejor de lo esperado.

Para poner la guinda al pastel, minube regaló las entradas a Fitur a todos los asistentes que se hubieran apuntado a la quedada y trajeran una prenda verde. El resultado? Se puede ver en la foto!

Mucho verde, mucho viajero, muchos ánimos.. mucho de minube por todos lados. Mucho éxito, al parecer 🙂

Y como último detalle, por nuestro lado también, preparamos una aplicación para orientar a los visitantes de Fitur a encontrar los stands dentro de todo IFEMA que se adecuaran a sus gustos por los viajes/destinos. De modo que los visitantes comentaban un poco acerca de lo que buscaban en fitur y nosotros le entregábamos un mapa del ifema personalizado a cada persona.

Creo que realmente estamos teniendo mucho éxito este año en la empresa. Crecemos poco a poco, cerramos acuerdos, crecemos como marca, ganamos confianza, amigos, usuarios, nos divertimos, organizamos cosas locas.. y encima nos va bien!

Personalmente estoy muy contento del resultado de este fitur, y de la perspectiva general que tenemos para este año, contento de que organismos tan grandes apuesten por nosotros y den lo mejor de si para hacer realidad nuestras ideas… en fin, contento de que sigamos en este buen camino!

PS: Gracias a los que les tomé prestadas las fotos sin avisar 🙂

Decir adiós

Nunca me ha parecido fácil decir la palabra adiós «concienzudamente». Y lo que es peor, cada vez que lo he dicho ha sin meditar las consecuencias.

Pero bueno, a todos nos ha tocado tener que soltar esta horrible palabra… y creo que el tiempo te hace más fuerte para que cada vez que toca decirla sepas las consecuencias y sepas asumirlas. Ja! yo eso si que no lo he aprendido nada bien. No se asumir las despedidas ni por asomo. Si fuera de otro modo no me encontraría ahora mismo con una botella de whisky, una de coca cola y un cartón de tabaco. Yo creo que, de momento, no he aprendido a decir adiós sin sufrir poco. Espero algún día ser más frívolo y poder afrontar todo sin una botella a mi lado, un porro, una raya.. yo que se… las vías de escape que tenemos los débiles.

Pero si te ha tocado, no te queda otra que tirar para adelante, replantear cosas y volver a empezar. Porque al final siempre vence el sentimiento de supervivencia y por más daño que nos queramos hacer, siempre terminaremos sanando de todas las heridas. De cualquier modo siempre hay algo que queda en el fondo… y un duelo por afrontar.

No voy a dar más detalles simplemente porque después de media botella de red label la cosas no se ven tan claras y tampoco brotan las palabras que queremos decir. Quizás mañana pueda seguir este post que ahora pienso dejar un poco inconcluso. O quizás mañana soplen otros vientos y decida otras cosas… y diga más veces la odiosa palabra, pero aplicada a otros aspectos de mi actual vida. I don’t know… De momento sólo quisiera gritar un ratito, pegar al aire y llorar unas cuantas lágrimas que arrojen hacia afuera parte del dolor que me invade.

Quién dijo que las cosas son siempre de color rosa? Para nada. A veces las cosas más bonitas que nos suceden son un caramelo que nos ponen para endulzarnos los labios, pero se acaba.. y vuelve la amargura. Quisiera no desvariar mucho hoy como es costumbre, pero nunca lo consigo. No hay post «poco feliz» que haya escrito en buen estado no etílico. Pero bueno, es lo que toca. Las penas las pasamos con alcohol, los dolores de cabeza de mañana con pastillas y el dolor de estómago con un poco de reposo… Y volvemos a empezar, no? Eso espero. Porque estoy un poco resentido físicamente de hacerme de tanto alcohol, tan poca comida, tantos medicamentos y tan poco sueño. Tengo que encaminarme o dejar de caminar, pero de cualquier modo tengo que cambiar el rumbo porque nada me está funcionando.

Y en la soledad de las decisiones difíciles me encuentro. Y sin saber hacia donde disparar para no hacer mayores daños, ni causar más heridas en personas que queremos mucho. Aún así, siempre hay un «después» distinto en cada determinación. La mía me vuelve a un estado del que me estaba acostumbrando. O me estaba acostumbrando al nuevo estado? Ahh..ahora me entran las dudas. Mejor acompañado? mejor sólo? con o sin? Qué complicado.

Mañana espero estar sobrio un rato para poder comentar mejor acerca de todo esto. Y si no lo consigo…. felices pedos!