Cómo ha cambiado mi vida en un año?

Un año se dice rápido, pero pasan demasiadas cosas como para que estas sucedan sin que nos demos cuenta. Un año, 365 días completitos haciendo un camino, reforzando.. Un año, te das cuenta de todas las cosas que pueden pasar? Y a mi, para no ser excepción, me pasaron…

Cosas lindas, cosas feas. Momentos sencillos de vivir y momentos duros de llevar en el día a día. Y acá seguimos remando cada momento para continuar con la tarea ardua que llamamos vivir.

El caso es que un montón de veces he hablado de todo lo que ha pasado desde enero de 2009, pero siempre de una perspectiva un tanto oscura, alimentada de sentimientos encontrados, de tantas cosas tristes. Pero hoy, quiero hablar desde la perspectiva de la felicidad, desde el haber encontrado otra vez una lucecita a lo largo del camino.

Y es que aunque lo quiera o no, vivo condicionando mis buenos o malos momentos de acuerdo al estado de mis relaciones interpersonales. Craso error. Vivo de las emociones que me producen o no ciertas personas. Pero, al final, me he dado cuenta de que todo eso se vive con mayor intensidad… tanto lo bueno como lo malo. Pero de cosas malas ya he hablado bastante. Y como ahora me encuentro embargado de felicidad, siento la necesidad de volver a escribir.

Y es que donde se cierra una puerta, dicen, se abre una ventana. Pero lo cierto es que siento que se cerró un insignificante huequito y se abrió un espectacular espacio, incomparable, que me colma de interminables y espectaculares sensaciones.

Y no me gustan las comparaciones. Pero esta vez me encanta poder comparar entre lo que tengo y todo lo que no tenía. Me encanta sentirme completo y comparar con sentirme vacío. Me encanta comparar sentirme amado con no sentir que se me valorase siquiera. Me encanta comparar entre un sentirte necesario a sentirte un lastre. Me encanta comparar entre mirar a los ojos y ver un brillo encantador a mirar a los ojos y que te bajen la vista. Y es que así a todos nos encantaría hacer comparativas. Y me encanta haber tenido un tropezón que me haya hecho levantarme gracias al apoyo de mucha gente.

Y en este año ha habido un montón de personas, sobre todo en la esfera que me muevo normalmente, que de manera desinteresada me han dado tanto apoyo. Gente que me ha reconducido por un buen camino, hasta llegar a lo que ahora tengo. Y creo que poco más puedo pedir. Sólo algunos pendientes por resolver y nada más. Por el resto creo que el punto culminante de mi año ha sido encontrarme con la niña grandiosa que ahora está conmigo. Encontrarme renovadamente con la gente que me sigue aguantando, que me conoce y que sabe quién y cómo soy.

Y quiero puntualizar acerca de Carolina. Ojalá que ella no lea esta entrada, porque sino va a pensar que le hago la pelota. Pero a la vez me gustaría que la leyese para que sepa cuánto tiene de partícipe en que esté, ahora, tan contento. Supongo que cada uno ve en su personita especial todo lo que necesita, claro. Asi que no les va a sorprender que les diga que es todo lo que necesito en cuanto a un aspecto personal y amoroso. Es un encanto de chica. Y me encanta ella, me encanta su manera de ser. Su carácter complementario al mío. Su actitud activa a la hora de hacer cualquier cosa. Me encanta que siempre tenga una palabra para discutirme si no tengo razón, una palabra de aliento si estoy de bajón, una sonrisa para compartir, un beso, una caricia. Me enloquece que salga corriendo a mi encuentro apenas me ve. Me fascina que cuando me ve se me cuelga del cuello como si no lo hiciera me fuera a escapar. Me hace delirar de placer que aún cuando me estoy alejando para volver a casa me grite que me quiere. Me encanta… me enloquece… me fascina..  Es mi debilidad, es mi cómplice, es mi bastón, es mi consejera, es mi amiga, es mi amante… es mi compañera. Y necesito enfatizar mucho acerca de que tiene la increíble capacidad de hacerme sonreir aún cuando yo quisiera estar llorando. Sabe la palabra justa para bajarme del delirio. Conoce el camino por el cual conducirme a la estabilidad.

Quisiera poder decir todo lo positivo que me produce una persona así, pero no tengo palabras y, además, no tengo necesidad de explicarlo. Me basta con vivirlo a diario. Me sobra con saber que todas esas cualidades y más son para mi. Me produce satisfacción haberme encontrado con una persona tan completa en mi camino. Y lo que más más más me gusta de todo esto es que me corresponda.

En los meses que llevamos juntos hemos pasado por una y mil cosas. Las muy buenas, las menos. Pero creo que la intensidad de cada una de ellas no tiene siquiera punto de comparación con nada que recuerde haber vivido en estos 24 años de vida.

Siento sonar pasteloso. Imagino que sería el primero en dejar de leer una entrada así apenas viera por donde van los tiros. PERO creo que es necesario dedicar un pequeño espacio para decir a esa persona que siempre está presente en mi vida, que para mi también está presente. Y aunque no lo lea, son las ganas locas de gritarlo. Y este es el mejor modo de gritar que veo.

Puedo asegurar que nunca me había pasado algo así.

Y al que ha llegado hasta este punto es porque, de alguna manera, se siente identificado con esa personita especial que tiene a su lado. Y yo le pregunto, no te dan ganas muchas veces de contar acerca de lo increíble que puede llegar a ser una persona para nosotros? Pues eso, ahora siento que es mi momento de decirlo. Creo que nunca he tenido una persona especial que me aportara tanto. Que me dejara un balance tan absolutamente positivo. Hasta hoy….

Y si bien pasaron muchas cosas en un año. Y si bien creí estar en el fango.. Y si bien… Ahora me doy cuenta de lo inútil de cualquier esfuerzo. Las cosas suceden y llegan por algo. Y así tenían que ser las cosas, de momento. Y así es lo mejor. Y sólo quiero agradecerme por haberme dado la posibilidad de zanjar inútiles caminos, de cortar con insanos vicios, de caminar un camino distinto, de continuar con un proyecto a largo plazo y dejar de pensar en un pàsado que no significa absolutamente nada. Quiero agradecerme por permitirme no pasar página, sino tirar a la mierda ese libro tan feo para adquirir uno de mi agrado.

Quiero repudiar todo lo malo que pasé por mi culpa y por culpa de otros. Quiero escupir encima de todas las palabras que dije en el pasado.. porque ahora me doy cuenta de que lo único que tenía era miedo a la soledad. Ahora si tengo algo, es miedo a no tener a esa gran persona que hoy tengo. Pero afortunadamente ese miedo se diluye por completo en la seguridad de saber que nos tenemos y nos necesitamos, de verdad, el uno al otro. Y que vamos a hacer lo posible por trazar algo muy bonito juntos.

Soy un pastel, verdad? Pues eso. Extremadamente dulce. Extremadamente feliz…..

Nuevo desarrollo: FuckMyLife Clone Script

Sinceramente hacía un montón de tiempo que no desarrollaba absolutamente nada. El caso es que hace relativamente poco tiempo me puse las pilas y pensé en volver a las andadas. Pero para dar un mejor primer paso decidí que haría una plataforma para desarrollar rápidamente todas las ideas que tengo. Por eso primero que nada me hice un mini framework para PHP y, para ponerlo a pruebas, desarrollé un clon de Fuck My Life.

El script ha quedado muy bien la verdad. Aún si que me faltan algunos to-dos por completar antes de lanzarlo como terminado, pero ya va tomando muy buena forma. Lo primero que se diferencia de mis demás scripts es que este posee su propio instalador web.

El instalador nos solicitará todos los datos de la base de datos, email y el primer administrador. Una vez terminada la instalación nos hará un redirect al panel de administración para comenzar a configurar el sitio.

Lo primero que deberemos hacer es darle un título a nuestro portal, configurar las meta tags, y generar algunas categorías. Afortunadamente todo esto se hace de manera visual en el panel, por lo que poner a funcionar un sitio es cuestión de minutos (el script en si pesa muy poco).

Como se puede ver en la captura anterior, el panel de Administración es bastante completo y nos permite manejar todos los aspectos del portal: usuarios,entradas,comentarios,reportes de inadecuados,administradores,publicidad,analytics,etc etc etc.

Una vez hayamos terminado de configurar el sitio, pues no nos quedará más que ponerlo a funcionar y esperar que la gente confiese sus secretos. La pantalla principal nos muestra los últimos secretos confesados y se puede votar por ellos. Podemos registrarnos para tener nuestro propio perfil de usuario, dejar comentarios a los secretos, etc.

Y no tiene mucho más misterio. Todo está desarrollado en PHP/MySQL. Requiere un servidor de correos para mandar las validaciones de las cuentas y el recordar contraseña, la libería de GD y poco más.

Entre las características principales, puedo rescatar:

– Tiny Urls

– Administración

– Script muy liviano y rápido

– Manejo de publicidad

– Paginador de entradas

– Perfil de usuarios

– Baneo de palabras (las palabras baneadas se reemplazan por #####)

– Baneo de usuarios

– Multi administrador

– Reporte de comentarios inadecuados

– Template 100% configurable por CSS

– Código limpio y ordenado

Enlace al proyecto

Conceptos

La observación y la experiencia nos dan ese bonito concepto de «empirismo». Cuando la experiencia y cierta percepción propia de los hechos nos hacen formar conceptos, entonces nos encontramos frente al conocimiento empírico. Lo cierto es que quiero centrarme en esos dos puntos: la experiencia y la percepción, llamémosle, sensorial.

La experiencia de los años que transcurren a lo largo de nuestra vida nos hacen ser menos confiados y construyen una suerte de coraza alrededor nuestro. Y la percepción (propia) de los hechos nos hace conducir nuestras conclusiones hacia nuestros conceptos formados. Entonces construimos ese conocimiento (en mi caso sobre la gente de alrededor) de nuestras experiencias. Y creo que debemos dejar de lado los pre conceptos. Y aunque resulte sencillo decirlo es demasiado complicado.

Actualmente, quiero confesar, que no se juzgar a la gente si no es a través de la lente de mi propia experiencia. El pasado me condiciona, el presente se convierte en ese pasado… es un círculo vicioso. De cualquier manera, aunque yo no sepa aplicarlo debido a mierda de gente que ha pasado como compañeros de viaje a través de mi vida, quiero expresar la necesidad imperiosa de romper con estos insanos vicios. Creo, por experiencia ( 🙂 ) que conducen a fracasos en las relaciones interpersonales. Cada persona es distinta y ninguna tiene por qué ser igual al lastre de nuestro pasado, no? Qué fácil es repetirlo y que difícil aprenderlo. Es como el que estudia algo mediante procesos de memorización.

Y ahora quiero desquitarme un poco y escribir acerca de mis conceptos, que me dicen que:

– La falsedad está a la vuelta de la esquina. Las palabras se dicen muy fácilmente a cualquier persona. Sostener verdades es demasiado complicado, sobre todo cuando partimos de bases de mentiras.

– Las mentiras nos llevan a más mentiras. Quien miente necesita sostener esa «verdad» a través de más falsedades. Imaginemos a una persona que nos dice «te quiero» (si, si, te resultará familiar) y no es verdad. Eso lleva a los «te necesito», «te extraño» falsos. A los «no puedo vivir sin vos» totalmente mentidos.

– Las mentiras tienen patas demasiado cortas y se saben rápido. Y rápido pueden ser incluso años, lo que me sigue pareciendo poco mientras no nos mientan durante toda una vida.

Nuevamente, como digo, extrapolar un concepto concebido de un lado a otro no suele ser provechoso, porque no todos terminan siendo de la misma «especie de mierda» que los que nosotros conocemos. De este modo creo que es necesario abandonar algunos conceptos y forjarnos alternativas posibles, a partir de otras realidades.

Y no quiero irme sin decir algo que no tiene absolutamente nada que ver (aunque si ha motivado este post fumado): «Que te den por el centro del culo», pasado. Que te den bien. Porque creo que no ha valido la pena nada de lo que hoy recuerdo. Creo que no ha alcanzado a tocar las suelas del zapato de mi presente. Creo que por más caminos que se tracen voy a estar contento de que el mío sea mejor para mi que el de antaño.

Ah, y ya por ser malos (que me encanta serlo). He disfrutado siendo malo y sigo dándome la gustada. Que disfrutes…. como yo 🙂 Si si. Sabes lo que digo, pasado. Ahijuna!, que a gusto me he quedado.